Tantra Yoga







El Tantra es un camino espiritual origen del Yoga en Oriente y que como todo yoga lo que intenta es llevarnos a encontrar nuestra verdadera naturaleza, trascender la mente, el ego, el "yo", para expandir nuestra conciencia al Espíritu que realmente somos, encarnado aquí en la Tierra. A diferencia de la mayoría de las vías espirituales, el Tantra no desecha lo "de abajo". El Tantra no pretende ir a ningún cielo fuera de aquí, sino traer el Cielo a la Tierra. El Tantra es la visión unitaria, no dualista por excelencia. Y desde esa visión no dualista, donde todo es lo mismo, donde Dios es todo, donde Dios está arriba y abajo, el Tantra tampoco rechaza o relega la sexualidad como opuesta a lo espiritual. Todo lo contrario, el Tantra utiliza la sexualidad como la poderosa energía sagrada que elevándola nos puede llevar a expandir nuestra consciencia, una vía directa al Espíritu en nosotros. El Tantra considera la sexualidad como una energía primaria que está en todo y en nosotros mismos, en nuestro interior. El Tantra nos enseña a aceptar esa energía y a hacernos maestros de ella, tanto en nuestra relación con nosotros mismos como en la relación de pareja. Podemos considerar pues el Tantra como la vía donde se reconcilian y se unen esas dos polaridades tierra-cielo, espíritu-materia. Considerando esa dualidad que siempre ha existido en la psique humana, podríamos afirmar que el Tantra es la unión de la sexualidad y la espiritualidad.

4 comentarios:

Shanty dijo...

La sexualidas como vía sagrada para alcanzar el cielo, me parece no sólo maravillosa, sino desde cualquier punto de vista, acertada. Nunca he practicada el Tantra, pero practico el yoga. Doy fé de un sistema para cuerpo y espíritu, donde ambos se reconcilian.

Muchos besos.

J. Marcos B. dijo...

El tantra es aceptar lo que somos, un gran misterio y energías multidimensionales. Moverse en confianza con ellas nos aporta una ayuda, un vehículo para llegar más allá, donde de verdad importa, al mundo de los despiertos. Lo inferior no ha de ser negado; lo inferior ha de ser transformado en lo superior. pero bueno, solo son palabras, hemos de hacerlo realidad, acción, y disfrutarlo por supuesto...!

Un abrazo zen.

Adriana Paoletta dijo...

Hola Shaki!

Bello post sobre una de las ramas más cuestionadas y ricas del Yoga.La búsqueda del éxtasis espiritual a través de la unión sexual es tan solo uno de los rituales de esta maravillosa senda interior.

Un abrazo de luz
Adriana

SHAKTI dijo...

Un gran abrazo a todos ...gracias por vuestras palabras.
Om Shanti