La Esencia: Sólo lo que se" ES"







El conocimiento de esta Esencia, de esta presencia consciente que somos, es directo.
Escuchar abiertamente las palabras que nos la señalan y hacer una simple investigación en nosotros mismos, nos lleva a una constatación directa de nuestra verdadera naturaleza. No hay nada más que Eso, pero es insondable. Al ver esto con claridad, al constatarlo una y otra vez, va surgiendo por sí misma una disciplina, un hábito que nos reconduce siempre a esta pura consciencia sin esfuerzo ni elección. El abandono y la devoción a esta Esencia que somos, sea cual sea su nombre, y el ahondamiento en sus cualidades sublimes y eternas, dependerá de las características personales, pero en cualquier caso, las consecuencias de este conocimiento son muy profundas. Esta Esencia no está cubierta o nublada por el pensamiento. No necesitamos parar el pensamiento para conocerla, igual que no necesitamos que desaparezca la ola para ver el agua. El pensamiento, el pensador y lo pensado son Esencia, pero Ella no está tocada por ninguna de las tres cosas. Nada puede cubrirla u ocultarla, tan sólo la ignorancia, que es como mirar para otro lado, nos impide conocerla. Confundir ese “otro lado” al que miramos con nosotros mismos y creernos aislados y vulnerables es el origen del sufrimiento. No el pensar, sino el pensar equivocadamente.

Las armas no la hieren, ni el fuego la quema, ni el viento la seca, ni el agua la ahoga.
Bhagavad Gita

2 comentarios:

mimbre dijo...

Hola Shakti...
Otro articulo inmejorable, para aprender más, sobre nosotros mismos¡¡
Gracias, amiga...
Un abrazo y Felices OPascuas¡¡
Osvaldo

sedemiuqse dijo...

Gracias por ponernos el texto. Estoy totalmente de acuerdo.
besitos y amor
je