¿ Que estás siendo en este momento?



Cuando algo difícil o desafiante ocurra en nuestras vidas, podemos percibirlo como un obstáculo en nuestro camino o como una oportunidad para crecer. Nuestra forma de responder a esas situaciones, las puede transformar de problemas, a momentos de evolución personal. Observa la respuesta automática a criticar a las circunstancias y a etiquetarlas como “equivocadas”. Cuando te hagas consciente de esta elección, serás capaz de escoger algo diferente: elegir apreciar y aprovechar esas oportunidades para ser más, para rendirte a lo que es y para confiar en los regalos que el universo te está trayendo.



Si tu vecino va caminando distraído, pasa, y ni se da cuenta de ti, puedes elegir sentirte ofendido e ignorarlo tú también, o sonreír y decir ¡Buenos días!



Cuando a alguien se le cae algo, tenemos la oportunidad de recogerlo, o seguir caminando e ignorarlo.



Si alguien tiene un problema, podemos estar presentes y ofrecer nuestro apoyo, o hacernos la vista gorda, perdidos en nuestras propias distracciones.



Estos son pequeños ejemplos de situaciones cotidianas, donde nuestras elecciones nos muestran nuestro propio enfoque, y cómo estamos con nosotros mismos: si nos centramos en nuestros propios dramas y necesidades y como consecuencia, estamos enfocados en la carencia, o si estamos abiertos y disponibles para dar, enfocados en la abundancia, la alegría de vivir, y al servicio de la creación de vida.


¿Estás abierto a sentir cada aspecto de ti mismo, a gozar los sentimientos de alegría y abrazar tus penas, como un ser humano?


Cuando estás cansado y tu pareja, amigo o hijo ha tenido un mal día, ¿eres capaz de estar ahí para ellos, sólo como una presencia silenciosa? ¿O te sientes obligado a intervenir, para tratar de cambiar de tema o hacer que cambien su estado de ánimo, porque te sientes incómodo si no haces nada?


Sólo está atento para ver, en tu día, en qué áreas puedes estar más presente, más consciente. Desde ese espacio, cualquier acción que realices será más amorosa, más llena de paz para todos los que te rodean.


Sé como una esponja que absorbe todas las posibilidades de aprender de todo y de todos, enfocado en ser un cien por ciento en cada momento: “En este momento elijo ser la totalidad y, en cada momento, puedo ser más, más amor, más libertad, más ser“.


Yo siempre digo a mis estudiantes: “No importa lo que estás haciendo: lo importante es lo que estás siendo”. ¿Qué estás eligiendo ser en este momento?



*ISHA autora de ¿POR QUE CAMINAR SI PUEDES VOLAR? y EL DIAMANTE NEGRO DE ATLANTIS.

4 comentarios:

joman dijo...

Muy intersante. No importa lo que haces sino cómo lo haces: consciente o inconscientemente. Feliz fin de semana: Un abrazo.

ver con los ojos del corazon dijo...

Todo radica en nuestra calidad de ATENCIÓN... en nuestra APERTURA...AMOR cercano a cualquier necesidad de nuestro entorno... Ser generosos es ese DON de la gratuidad con que DIOS nos AMA... SER DISPONIBILIDAD.

OM SHANTI... AMÉN HERMANA.

Carmen

Julia Ester Cerles dijo...

A veces estamos tan metidos en nuestros problemas, que andamos "distraídos de la vida", como dijera nuestro Facundo Cabral, y nos olvidamos de vivir esas pequeñas grandes cosas cotidianas que hacen a la plenitud.
Cariños

sankaradas dijo...

Hola Shakti.

Me alegra haberte encontrado, magnifico blog.

Sobre el post solo decir que estoy totalmente de acuerdo, si conoces el mi blog habrás podido leer que a menudo digo: “No sabes cuanto te puede enseñar un muerto”.

Namasté.