Transformar el sufrimiento en plenitud




Siente el dolor físico o el desasosiego emocional que puede estar presente en ti en este momento. Puedes también pensar en una experiencia del pasado que te dejó abatido y que aun te afecta. Permite que se manifieste con toda su fuerza en el campo de tus recuerdos.

Escucha el diálogo interno que surge sea, permite cualquier pensamiento que aparezca.

Observa el hábito de tu mente de evitar la incomodidad por medio del análisis o de contar historias. Presta atención a tu cuerpo y sus sensaciones.

Mantén en lo posible, las sensaciones y sentimientos tal cual son. Presta atención a la parte del cuerpo donde experimentas la sensación. Permite que tu cuerpo procese esas energies a traves de sentirlas mientras tú eres testigo del proceso.

Observa lo que hace tu cuerpo (cualquier sensación o sentimiento interno, cualquier pensamiento asociado, etcétera.) sin tratar de controlarlo.

El cuerpo del dolor generalmente tiene varias capas profundas y gruesas de fuerza vital contraída.

Es posible que experimentes olas de sentimientos o sensaciones intensas que se alternan con períodos de calma y relajación.

Deja que el efecto péndulo actúe todas
las veces que sea necesario.
Puede que vayas de la incomodidad al placer.
Ten fe en la natural inteligencia de tu cuerpo.

Tu no eres ni un extremo ni el otro del péndulo, sino el punto neutral que permite que el péndulo exista. Tu eres el que atestigua y observa.

2 comentarios:

Mari Carmen Molina dijo...

Me ha gustado mucho...Namasté

SHAKTI dijo...

Si querido amigo Diego ....no lo sabía , debes saber que la mayoría de los textos de mi blog evidentemente no los escribo yo , en algunos está puesto el autor en otros no , bien por ser anónimos o simplemente por un descuido .
Cuando pongo una entrada en mi blog es porque algo ha significado para mi y entonces lo único que quiero es compartirlo.
Gracias por visitarme
Om shanti